Lo duro de la hosteleria

Lo duro de la hosteleria

A todos nos gusta salir de vez en cuando, tomar unas cañas, cenar en un restaurante, salir a pasar un fin de semana en un hotelito de la sierra… todas esas cosas que no le amargan a nadie, esas cosas que damos por sentado que nos vana a gustar y que va a salir bien.

No podemos obviar que detrás de todas esas comodidades hay un equipo de personas que se dedica a que todo este en perfecto estado para que tu y yo podamos comer ene ese restaurante, dormir en ese hotel o tomar unas cañas en el bar de moda.
No solo están las personas que dan la cara, las que vemos, los camareros, los recepcionistas, los cocineros… están también las personas que se encargan de que todo salga a la perfección, están las camareras de piso que se encargan de que las habitaciones estén lo más limpias posible, están los proveedores de ropa de cama que consiguen que las camas estén bien vestidas, los restaurantes tengan los juegos de mantel y servilletas intactos y en las cervecerías que no falte la ropa de los camareros y los cocineros.

Estas personas que aunque no vemos hacen un trabajo extraordinario. El repartidos que trae los barriles de cerveza o el que se encarga de traer el pescado fresco al restaurante. Todos hacen un papel muy importante en el mundo de la hostelería, un trabajo muy duro por cierto. Un trabajo en el que sabes a la hora en la que entras pero no a la que sales, un trabajo que no entiende de festivos ni de fines de semana, un trabajo no tan bien remunerado como debía, un trabajo que pone la paciencia a prueba muchas veces, con clientes que no valoran lo que se les ofrece o que por una razón o por otra no han quedado satisfechos.

La hostelería te tienen que gustar y mucho, no todo el mundo aguanta la presión de ser camarero, o cocinero, no todo es cocinar y ya o atender mesas y ya, no todo es tan bonito como se ve desde fuera, el estrés suele jugar malas pasadas sobre todo en las horas principales del día, las horas en las que más se trabaja, las horas y los días en los que más clientes hay, clientes que quieren volver satisfechos de su salida, clientes que queremos que vuelvan.

 


Los comentarios están cerrados