Que visitar en Marbella

Que visitar en Marbella

Hablar de Marbella es hablar de lujo, prestigio y tiendas exclusivas, es hablar de un lugar al que acude la jet set de todo el país, para poder comprar en las tiendas de lujo.
Sin duda hablar de Marbella es hablar de Puerto Banús, un lugar en el que los coches de lujo y las tiendas de las firmas más prestigiosas se codean en las calles más exclusivas.
Sin duda venir a Marbella es venir a vivir la noche marbellí, noches de fiesta interminables y de las más divertidas (y caras) en los lugres más emblemáticos de la ciudad.

Hablar de Marbella sin mencionar el Puerto es hablar de una ciudad tranquila fuera de temporada pero que dobla la población en temporada alta, una ciudad muy apacible y con muchos atractivos, calas maravillosas, playas preciosas y gente muy sociable. Da gusto pasear por Marbella y disfrutar de la gastronomía de una dieta mediterránea, visitar los lugares más turísticos y tomar un refresco en uno de los muchos restaurantes que sacan a la calle sus terrazas para que puedas disfrutar del ambiente de la calle.

Un lugar maravilloso en el corazón de Málaga, un lugar con muchos atractivos, un lugar que es posible que vuelvas a visitar porque te quedarás con ganas de más.
Es muy probable que te encuentres en tu salsa paseando por las calles de la ciudad, entrando a las tiendas y comprando algunos recuerdos. Es posible que disfrutes de la comida más que nunca. Ya te ves tumbada en una de las hamacas de la playa, con una sombrilla sobre tu cabeza para protegerte de los rayos del sol, con un mojito en la mano y la buena compañía de tu marido o novio, ya te ves pasando una de las semanas mas románticas, ya te ves en un hotel de los que solo se ven un par de veces en la vida, ya te ves fotografiando frente a un Ferrari o justo delante de un yate de los más grandes que has visto nunca, ya te ves en esa vida de lujo y exclusividad que hay siempre en Marbella. No puedes permitirte muchos lujos, pero para una vez al año que sales de vacaciones vas a tirar la casa por la ventana y vas a comer en uno de los mejores restaurantes de toda la ciudad, miserias, las justas cuando se está de vacaciones.


Los comentarios están cerrados